Políticos «sin» ñ de España

«Se dice que cuando joven lo que te guía es el corazón, ansias de justicia, paz en el mundo, solidaridad, igualdad etc, etc…
Con la edad es la cabeza la que tiene que ser tu guía.
Transitas por la vida y vas viendo, observando, aprendiendo y lo que ayer tenías como dogma de fe, hoy lo pones en cuarentena. Lo que ayer, – por joven – te inflamaba la sangre, ahora, hoy, no tiene la misma perspectiva, no tiene la misma importancia.
Estoy apesadumbrado por lo que está ocurriendo en España, por sus políticos, sus rencores, sus odios atávicos y su falta de escrúpulos, su indecencia, sus corrupciones y corruptelas, sus arrogancias y sus soberbias.
El rojerio anda siempre a la greña, los contrarios se dejan llevar, por el eso ¿del qué dirán?
He pasado el sarampión de casi todos los colores, rojos, azules y verdes, izquierda, derecha. Llegó la democracia y canté a la libertad, llegó Felipe y me hice sociata, hasta que me engaño, es un tipo listo pero un sinvergüenza, después vino José Mari, esperanza tuve tras la salida del hombre de la rosa, pero también me engaño. Tras el “golpe de estado”, vino el estadista, “la tierra no es de nadie, es del viento”, inconmensurable, éste demostró que la conjunción de maldad, sectarismo, y el ser un bobo de solemnidad junto con el poder que ejerció hizo que haya sido el personaje más nefasto para España desde el rey felón. Se tuvo que marchar, y le sucedió el ecléctico gallego, ¡otro estratega!, su virtud como buen gallego es que si te lo encuentras en una escalera nunca sabrás si sube o baja. Sólo he de reconocer que el estadista fue el único que no me engaño, simplemente me daba nauseas, pero el estratega también me ha engañado.

Año 1939

Año 1939

 

colas-alimentos-en-la-actualidad

Año 2013

Y así nos va y así nos irá, la tormenta arrecia, no veo la bonanza, todo vale para desprestigiar a España y a sus símbolos, los enemigos son fuertes por nuestra debilidad, y desde luego tengo bien claro quienes son, si no estás con la tribu y el sectarismo ya sabes a lo que te estás exponiendo.
Toda la siniestra, “la PSOE, la democrática (popular) de IU, los sandios, muy, muy verdes por fuera, y muy, muy rojos por dentro, los asesinos nacionalistas y los nazionalistas y sobre todos los miopes, necios y mentirosos de la diestra, todos han llevado la situación al limite”.
La culpa siempre es del otro, nosotros siempre somos inocentes dicen todos ellos, ¿Inocentes de qué?.
Quién tergiversa o desconoce la historia de su país, que sepa, que tiene muchas posibilidades de volver a vivirla. Trágico pero contumaz.
La mentira es un arma revolucionaria, cita el camarada Lenin y toda revolución que se precie pide… pues eso, sangre.
Naturalmente para toda esta gentuza, paleta e ignorante, excluyente y sectaria hasta el vómito, el epíteto con el que te rebautizan, más que el de ser español, es “facha”.
Y no saben argumentar nada más, de ahí no salen. Protejámonos con esa letra tan española, la “Ñ”. También no las quieren quitar.
¿Tenemos lo que nos merecemos?, ¡SI!

 

José C. García